Pretendo exponer las diferentes formas de expedición del cemento en sacos, tanto en una cementera como en una molinería, y los diferentes medios que se utilizan en cada caso.

MEDIANTE SACOS.

Para el mercado interior, la venta de sacos se realiza mediante palets de sacos de 35 Kgs ya que por normativa no se pueden vender sacos de mayor peso.

El tamaño de los paletes es especial (1×0.9 metros) para que los sacos quepan justo en el palet. Los palets están abiertos sólo por una de las caras, ya que no es necesario que estén abiertos por las dos, ya que no hace falta para su almacenamiento.

   

Los sacos se apilan en seis alturas, y estos se organizan de diferentes formas para ocupar el menor espacio posible. Esta organización se realiza automáticamente en el apilado de sacos en el palet.

En el proceso de apilado, cada saco pasa por un rodillo que hace que el material se distribuya homogéneamente dentro del saco, para que el conjunto de todos los sacos la carga esté homogeneizada. Una vez están apiladas las seis filas, una prensa contacta con la fila superior, realizando una presión controlada, para compactar todos los sacos, y disminuir el volumen.

Después de esta operación, el conjunto del palet, es cubierto con una funda de plástico, y mediante calor hace que se retractile, y la carga no se pueda mover, ni mojar.

Para el mercado exterior, y países que aceptan un ensacado de mayor peso, como es el caso, que se ensacan sacos de 50 Kg. La unidad de carga a la salida de la fábrica es el eslingado.

La producción de sacos para la venta exterior es inferior, que la venta de sacos para el mercado interior. Aquí ha habido que realizar una transformación, en la instalación de ensacado, ya que el saco es de mayor peso, y el transporte es marítimo, por lo que el palet no sirve, ya que no es el método de carga de los buques, que se realiza mediante grúas, por lo que hay que suspender la carga.

Para poder seguir utilizando la instalación actual con las menores modificaciones posibles, se utilizan palets con una funda inferior con eslingas. La carga se almacena con palet, y cuando se va a producir la carga al camión, el palet se deja en el suelo de dos en dos, y con un útil especial colocado a los brazos de la carretilla, se coge la carga mediante las eslingas, quedando el palet en el suelo, para su recuperación. Así la carga podrá se estibada mediante las grúas del puerto.

 

Otro problema que se plantea, es que el cambio de la instalación a realizar ensacado de 35 a 50 Kg., no es una solución fácil, pero necesaria para poder realizar operaciones de mantenimiento en la otra línea de ensacado. Se está buscando la flexibilidad, para la línea de 50 Kg., y llegar a reducir los tiempos de cambio de una producción a la otra.